Cerveza de jengibre: la bebida refrescante y picante que puedes hacer en casa

¿Te gustaría probar una bebida diferente, refrescante y picante, que se puede tomar sola o como base para cócteles? Entonces te invitamos a descubrir la cerveza de jengibre, una bebida sin alcohol que se elabora con jengibre, limón, azúcar y levadura.

En este artículo te contamos qué es la cerveza de jengibre, cómo se hace y qué beneficios tiene para la salud.

¿Qué es la cerveza de jengibre?


La cerveza de jengibre (ginger beer en inglés) es una bebida carbonatada que se prepara con jengibre, limón, azúcar y levadura.
A pesar de su nombre, no es una cerveza propiamente dicha, ya que no contiene malta ni lúpulo, y tiene un contenido alcohólico muy bajo o nulo, dependiendo del tiempo de fermentación.


La cerveza de jengibre se originó en Inglaterra en el siglo XVIII, como una forma de aprovechar el jengibre traído de las colonias.

Se vendía en boticas como un remedio para el malestar estomacal y otras dolencias. Con el tiempo, se popularizó como una bebida refrescante y se empezó a usar como ingrediente para cócteles como el Moscow Mule o el Dark and Stormy.

¿Cómo hacer cerveza de jengibre?

Para hacer cerveza de jengibre en casa necesitas los siguientes ingredientes:

  • 250 g de azúcar
  • 125 ml de agua
  • 150 g de jengibre fresco pelado y rallado
  • ¼ de cucharadita de levadura seca activa
  • Jarabe de jengibre (receta abajo)
  • 3 cucharadas de jugo de limón recién exprimido
  • 8 litros de agua

El procedimiento para hacer cerveza de jengibre es el siguiente:

  • Para hacer el jarabe de jengibre, pon el azúcar y el agua en una olla a fuego medio-alto y lleva a ebullición.
  • Reduce el fuego y deja que hierva a fuego lento durante unos 15 minutos, hasta que el azúcar se disuelva completamente y el jarabe espese un poco.
  • Retira del fuego y deja que se enfríe. Para hacer la cerveza de jengibre, pon el jengibre rallado en una jarra grande y añade la levadura.
  • Vierte el jarabe de jengibre sobre la mezcla y revuelve bien.
  • Cubre la jarra con un paño limpio y deja que repose en un lugar cálido durante unas 24 horas.
  • Al día siguiente, cuela la mezcla con un colador fino o una gasa y desecha el jengibre.
  • Añade el jugo de limón y revuelve bien.
  • Vierte la cerveza de jengibre en botellas de vidrio con tapa hermética, dejando unos 5 cm de espacio libre en cada una.
  • Cierra las botellas y guárdalas en un lugar fresco y oscuro durante unos 3 días, hasta que se carbonaten.
  • Una vez carbonatada, puedes disfrutar de tu cerveza de jengibre fría o a temperatura ambiente.
  • Recuerda abrir las botellas con cuidado, ya que pueden salir disparadas por la presión del gas.

También te puede interesar:



¿Qué beneficios tiene la cerveza de jengibre?

La cerveza de jengibre tiene varios beneficios para la salud, entre los que destacan:

  • Es digestiva: el jengibre tiene propiedades carminativas y antiespasmódicas, que ayudan a aliviar los gases, los cólicos y las náuseas. El limón también favorece la digestión y estimula la producción de bilis. La cerveza de jengibre es ideal para tomar después de una comida copiosa o cuando se siente malestar estomacal.
  • Es antiinflamatoria: el jengibre tiene un efecto antiinflamatorio natural, que puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón causados por enfermedades como la artritis, la artrosis o la fibromialgia. El limón también tiene propiedades antiinflamatorias y alcalinizantes, que contribuyen a equilibrar el pH del organismo.
  • Es antioxidante: el jengibre y el limón son ricos en antioxidantes, como los flavonoides y la vitamina C, que protegen las células del daño causado por los radicales libres y previenen el envejecimiento prematuro y algunas enfermedades crónicas.
  • Es refrescante e hidratante: la cerveza de jengibre es una bebida compuesta principalmente por agua, lo que contribuye a mantener una buena hidratación del cuerpo. Además, el sabor picante del jengibre y el ácido del limón hacen que sea una bebida muy refrescante y apetecible, especialmente en los días calurosos.



¿Cómo personalizar la cerveza de jengibre?

La cerveza de jengibre se puede personalizar con diferentes frutas o especias para darle un toque diferente y original.

Algunas ideas son:

  • Cerveza de jengibre con naranja: añade unas rodajas de naranja a la jarra antes de dejarla reposar con el jengibre. La naranja le dará un sabor más dulce y cítrico a la cerveza.
  • Cerveza de jengibre con canela: añade una rama o una cucharadita de canela en polvo a la jarra antes de dejarla reposar con el jengibre. La canela le dará un sabor más especiado y aromático a la cerveza.
  • Cerveza de jengibre con menta: añade unas hojas frescas de menta a la jarra antes de dejarla reposar con el jengibre. La menta le dará un sabor más fresco y refrescante a la cerveza.
  • Cerveza de jengibre con miel: añade unas cucharadas de miel al jarabe de azúcar antes de hervirlo. La miel le dará un sabor más suave y dulce a la cerveza. Puedes experimentar con otras combinaciones según tus preferencias o lo que tengas a mano. Lo importante es disfrutar de esta bebida fermentada tan rica y saludable.


Dudas frecuentes sobre la Cerveza de Jengibre

》 ¿Qué diferencia hay entre la cerveza de jengibre y el ginger ale?

La cerveza de jengibre y el ginger ale son dos bebidas similares pero con algunas diferencias. La cerveza de jengibre se hace mediante la fermentación del jengibre, el agua, el azúcar y la levadura, lo que le da un sabor más intenso, picante y ácido. El ginger ale se hace mediante la carbonatación del agua con dióxido de carbono y el añadido de extracto de jengibre y azúcar o edulcorantes, lo que le da un sabor más suave, dulce y refrescante.

》 ¿Qué beneficios tiene la cerveza de jengibre para la salud?

La cerveza de jengibre tiene beneficios para la salud por su contenido en jengibre, que es una raíz con propiedades medicinales. El jengibre ayuda a mejorar la digestión, aliviar las náuseas, prevenir los mareos, combatir las infecciones, reducir la inflamación y el dolor, regular el azúcar en sangre y estimular el sistema inmunológico. Además, la cerveza de jengibre contiene probióticos si se hace mediante la fermentación, que son bacterias beneficiosas que mejoran la salud intestinal.

》 ¿Cómo se hace la cerveza de jengibre en casa?

Para hacer la cerveza de jengibre en casa se necesitan los siguientes ingredientes: 180 g de azúcar morena, 2 cucharadas de jengibre fresco rallado, el jugo de un limón, ¼ de cucharadita de levadura para pan fresca y granulada, y 2 litros de agua mineral gasificada. El proceso es el siguiente: se agrega el azúcar a una botella a través de un embudo seco.
Se añade la levadura a través del embudo y se agita la botella para mezclarlos. Se ralla el jengibre y se exprime el limón. Se mezclan el jugo de limón y el jengibre rallado y se añaden a la botella. Se enjuaga el recipiente que contenía el jugo de limón y el jengibre con agua limpia y fresca y se agrega a la botella. Se cierra y agita la botella para activar la levadura.
Se vuelve a abrir y llenar la botella hasta el cuello con agua mineral gasificada, dejando unos 2 cm de espacio libre. Se cierra bien la botella y se deja fermentar en un lugar cálido durante 24 a 48 horas. Se prueba la cerveza de jengibre y se ajusta el tiempo de fermentación según el gusto. Se embotella la cerveza de jengibre y se guarda en la nevera para consumirla.


Te dejamos un interesante video sobre la Cerveza de Jengibre:

Scroll al inicio