Kéfir de leche: una bebida probiótica y saludable

El kéfir de leche es una bebida fermentada que se obtiene a partir de la leche y unos gránulos que contienen bacterias y levaduras beneficiosas para el organismo.

Tiene un sabor ácido y una consistencia cremosa, similar al yogur líquido. Se puede consumir solo o con frutas, cereales, miel o cualquier otro ingrediente que te guste.

El Kéfir de Leche


El kéfir de leche tiene muchos beneficios para la salud, como mejorar la digestión, reforzar el sistema inmunitario, prevenir infecciones, regular el colesterol y el azúcar en sangre, entre otros. Además, es una fuente de calcio, proteínas y vitaminas del grupo B.


En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el kéfir de leche: qué es, cómo se hace, qué propiedades tiene y cómo tomarlo. También te damos algunas ideas para preparar recetas deliciosas con esta bebida milenaria.

¿Qué es el kéfir de leche y cómo se hace?

El kéfir de leche es el resultado de la fermentación de la leche por unos gránulos que contienen microorganismos vivos, como bacterias y levaduras.
Estos gránulos se llaman kéfir y tienen un aspecto gelatinoso y granulado, parecido al de una coliflor pequeña.

Los gránulos de kéfir se introducen en un recipiente de vidrio con leche fresca (puede ser de vaca, cabra u oveja) y se dejan reposar a temperatura ambiente durante unas 24 horas.
Durante este tiempo, los microorganismos transforman la lactosa en ácido láctico y producen dióxido de carbono y una pequeña cantidad de alcohol.

Así se obtiene una bebida espesa, ácida y ligeramente efervescente. Después de la fermentación, se cuela el líquido para separarlo de los gránulos, que se pueden reutilizar para hacer más kéfir. El líquido se guarda en la nevera y se consume en los siguientes días.

Los gránulos se lavan con agua y se vuelven a introducir en leche fresca para repetir el proceso. El kéfir de leche se originó en las regiones montañosas del Cáucaso, donde se consideraba un alimento sagrado y un elixir de larga vida. Según una leyenda, el kéfir fue un regalo del profeta Mahoma a los monjes ortodoxos de esa zona, a quienes les enseñó cómo usarlo y les advirtió que no revelaran su secreto o perdería su poder.


También te puede interesar:



¿Qué propiedades tiene el kéfir de leche?

El kéfir de leche tiene muchas propiedades nutricionales y terapéuticas que lo convierten en un alimento muy completo y saludable.

Entre ellas destacan:

  • Es un probiótico, es decir, contiene microorganismos vivos que mejoran la flora intestinal y ayudan a prevenir y tratar problemas digestivos como el estreñimiento, la diarrea, el síndrome del intestino irritable o las úlceras gástricas.
  • También favorecen la absorción de nutrientes y refuerzan el sistema inmunitario.
  • Es rico en calcio, un mineral esencial para la salud ósea y dental.
  • Además, contiene vitamina K2, que facilita la fijación del calcio en los huesos y previene la osteoporosis. Es fuente de proteínas de alto valor biológico, que aportan todos los aminoácidos esenciales que el organismo necesita para formar tejidos, hormonas, enzimas y anticuerpos.
  • Contiene vitaminas del grupo B, como la B1, B2, B6 y B12, que intervienen en el metabolismo energético, el funcionamiento del sistema nervioso, la producción de glóbulos rojos y la síntesis de ADN. Tiene un bajo contenido en lactosa, ya que esta se transforma en ácido láctico durante la fermentación.

Por eso, el kéfir de leche es más fácil de digerir que la leche normal y puede ser tolerado por algunas personas con intolerancia a la lactosa.
Tiene un efecto antibiótico y antifúngico, gracias a los microorganismos que contiene. Estos pueden inhibir el crecimiento de bacterias patógenas como el Helicobacter pylori o la Salmonella typhimurium, así como hongos como la Candida albicans.

Tiene un efecto hipocolesterolemiante e hipoglucemiante, es decir, ayuda a reducir los niveles de colesterol y azúcar en sangre. Esto se debe a que los ácidos lácticos producidos por el kéfir pueden interferir con la absorción intestinal de estos compuestos.

Tiene un efecto antioxidante y antiinflamatorio, gracias a los polifenoles y otros compuestos bioactivos que contiene. Estos pueden proteger las células del daño oxidativo causado por los radicales libres y reducir la inflamación crónica asociada a diversas enfermedades.


¿Cómo tomar el kéfir de leche?

El kéfir de leche se puede tomar solo o acompañado de otros ingredientes que potencien su sabor o sus beneficios.

Algunas formas de consumirlo son:

  • Como bebida refrescante: se puede beber frío o a temperatura ambiente, según el gusto personal. Se puede endulzar con miel o estevia si se desea.
  • Como desayuno o merienda: se puede mezclar con frutas frescas o secas, cereales integrales, frutos secos o semillas para obtener un alimento completo y energético.
  • Como postre: se puede batir con plátano maduro para obtener una crema dulce y espesa. También se puede añadir cacao puro en polvo o vainilla para darle más sabor.
  • Como salsa: se puede usar como base para preparar salsas ligeras para ensaladas o platos fríos. Se puede condimentar con sal marina, pimienta negra molida, hierbas aromáticas o especias al gusto.
  • Como ingrediente: se puede incorporar a recetas dulces o saladas que lleven yogur o queso fresco como parte de sus ingredientes. Por ejemplo: bizcochos, magdalenas, tortitas, cremas frías o calientes.

Dudas frecuentes sobre el Kéfir de leche

》 ¿Cómo se prepara el kéfir de leche?

Para preparar kéfir de leche necesitas los nódulos de kéfir y leche fresca. La proporción recomendada es de 1 cucharada de nódulos por cada 250 ml de leche.
Primero, debes lavar los nódulos con agua fría y luego colocarlos en un recipiente con la leche fresca.
Después, debes tapar el recipiente con una gasa o un paño y dejarlo reposar durante 24 horas a temperatura ambiente. Pasado este tiempo, cuela el kéfir y guárdalo en la nevera.

》 ¿Qué beneficios tiene el kéfir de leche para la salud?

El kéfir de leche es una fuente rica en probióticos que ayudan a mantener una buena salud intestinal y fortalecen el sistema inmunológico3. Además, contiene calcio, proteínas y vitaminas del grupo B4.

》 ¿Cuánto dura el kéfir de leche?

El kéfir de leche puede durar hasta 7 días en la nevera5.


Te dejamos un interesante video sobre el Kéfir de leche y las propiedades de su consumo diario en nuestro organismo:

Scroll al inicio