Recetas con kéfir: cómo aprovechar este alimento probiótico

El kéfir es un alimento probiótico que se obtiene a partir de la fermentación de la leche o del agua con unos gránulos que contienen bacterias y levaduras beneficiosas para el organismo, por lo que incluirlo en recetas es una muy buena opción.

El kéfir tiene un sabor ácido y una textura cremosa, similar al del yogur, y se puede consumir solo o con otros ingredientes.

El kéfir tiene muchos beneficios para la salud, como mejorar la digestión, reforzar el sistema inmunológico, prevenir infecciones, regular el colesterol y el azúcar en sangre, entre otros. Además, es una fuente de vitaminas, minerales y proteínas de alto valor biológico.


Recetas con kéfir

En este artículo te mostramos algunas recetas con kéfir que puedes hacer en casa para aprovechar este alimento probiótico y disfrutar de su sabor y sus propiedades. Desde desayunos y meriendas hasta postres y salsas, el kéfir es un ingrediente muy versátil que se puede incorporar a distintos platos.


Desayunos y meriendas con kéfir

El kéfir es un alimento ideal para empezar el día o para tomar a media tarde, ya que aporta energía, saciedad y nutrientes.

Aquí te dejamos algunas ideas para preparar desayunos y meriendas con kéfir:

Batido de kéfir con frutas

Un batido de kéfir con frutas es una forma fácil y rápida de consumir esta bebida probiótica con un toque dulce y refrescante.
Puedes usar las frutas que más te gusten o que tengas a mano, como plátano, fresa, mango, kiwi o melocotón.

Ingredientes:

  • 1 vaso (250 ml) de kéfir
  • 1 taza (150 g) de fruta fresca o congelada
  • 1 cucharada (15 ml) de miel o sirope de agave (opcional)

Preparación:

  • Lava y pela la fruta si es necesario y córtala en trozos pequeños.
  • Pon la fruta en el vaso de la batidora o licuadora y añade el kéfir y la miel o el sirope si quieres endulzarlo.
  • Bate todo hasta obtener una mezcla homogénea y cremosa. Sirve el batido en un vaso o una jarra y disfrútalo frío o a temperatura ambiente.

Tortitas de kéfir

Las tortitas de kéfir son unas tortitas esponjosas y ligeras que se hacen con kéfir en lugar de leche. El kéfir les aporta humedad y sabor, además de hacerlas más digestivas.

Se pueden acompañar con fruta, miel, mermelada o lo que más te guste.

Ingredientes:

  • 1 vaso (250 ml) de kéfir
  • 1 taza (100 g) de harina 2 huevos
  • 1 cucharadita (5 g) de bicarbonato
  • 1 cucharada (15 ml) de aceite de oliva
  • Una pizca de sal Aceite para engrasar la sartén

Preparación:

  • En un bol, mezcla la harina con el bicarbonato y la sal.
  • En otro bol, bate los huevos con el kéfir y el aceite de oliva hasta que quede una mezcla homogénea. Añade la mezcla líquida a la seca y remueve bien hasta que no queden grumos.
  • Calienta una sartén antiadherente a fuego medio-alto y engrásala ligeramente con aceite.
  • Vierte una porción de masa en el centro de la sartén y extiéndela con una espátula para formar un círculo.
  • Cocina la tortita durante unos 2 minutos por cada lado o hasta que esté dorada y esponjosa.
  • Repite el proceso con el resto de la masa hasta obtener unas 8 tortitas.
  • Sirve las tortitas calientes o frías con el acompañamiento que prefieras.

También te puede interesar:



Muesli con kéfir

El muesli con kéfir es un desayuno o merienda completo y nutritivo que combina los cereales integrales con los frutos secos, las semillas, las frutas y el kéfir.

Es una forma de obtener fibra, proteínas, grasas saludables y probióticos en un solo plato.

Ingredientes:

  • 1/2 taza (50 g) de copos de avena
  • 1/4 taza (25 g) de frutos secos (almendras, nueces, avellanas…)
  • 2 cucharadas (20 g) de semillas (chia, lino, sésamo…)
  • 1/4 taza (40 g) de fruta seca (pasas, dátiles, orejones…)
  • 1/4 taza (40 g) de fruta fresca (fresa, plátano, manzana…)
  • 1 vaso (250 ml) de kéfir

Preparación:

  • En un bol grande, mezcla los copos de avena con los frutos secos, las semillas y la fruta seca. Puedes picarlos si quieres que queden más pequeños.
  • Lava y corta la fruta fresca en trozos pequeños y añádela al bol.
  • Vierte el kéfir sobre el muesli y remueve bien para que se impregne todo.
  • Sirve el muesli en un plato o un bol y disfrútalo al momento o déjalo reposar en la nevera para que se hidrate más.

Dudas frecuentes sobre las recetas con Kéfir

》 ¿Cómo se puede usar el kéfir en la cocina?

El kéfir se puede usar en muchas recetas diferentes, como batidos, salsas, aderezos para ensaladas, panes y pasteles.

》 ¿Qué recetas se pueden hacer con kéfir?

Algunas recetas populares que se pueden hacer con kéfir incluyen bizcochos de kéfir, pan de kéfir y ganache de kéfir y naranja.

》 ¿Cómo se hace el kefir casero?

Para hacer kéfir casero, necesitarás granos de kéfir y leche. Agrega los granos de kéfir a la leche y déjalos fermentar durante 24-48 horas. Luego cuela los granos y guarda el líquido en el refrigerador.


Te dejamos un interesante video sobre las recetas que se pueden realizar con kéfir:

Scroll al inicio