Kimchi: todo lo que necesitas saber sobre las verduras fermentadas coreanas

¿Sabes qué es y cómo se hace el Kimchi? ¿Conoces sus propiedades y beneficios para la salud? ¿Quieres aprender algunas recetas deliciosas con este alimento? Si la respuesta es sí, sigue leyendo este artículo que he escrito para ti.

Te voy a contar todo lo que sé sobre el kimchi, ese plato tradicional coreano que consiste en verduras fermentadas sazonadas con variopintos ingredientes. ¡Vamos allá!

¿Qué es el kimchi?


Aprende mas de este espectacular probiótico llamado kimchi. Te dejamos toda su historia, así como detalles para prepararlo nosotros mismos.


¿Qué es el kimchi?

El kimchi es un alimento originario de la península coreana que se elabora mediante la fermentación natural de las verduras, principalmente la col china o napa (baechu en coreano), pero también otras como el rábano, el pepino o la cebolleta.
La fermentación es un proceso que ocurre cuando las bacterias benéficas que viven en las verduras consumen los azúcares y producen ácido láctico, que actúa como conservante natural.

Además, la fermentación mejora el valor nutricional y digestivo de las verduras, ya que aumenta su contenido en vitaminas, minerales y enzimas.

Para hacer kimchi se sazonan las verduras con diversos ingredientes como carnes, pescados y mariscos, especias o frutas.
Los más comunes son el chile rojo molido (gochugaru), el ajo, el jengibre, la cebolla, la salsa de pescado (jeotgal), el azúcar y el arroz glutinoso.

Estos ingredientes le dan al kimchi su sabor picante, salado, dulce y ácido característico. El kimchi se puede hacer de muchas formas diferentes según la región, la estación o el gusto personal.
Existen cientos de variedades de kimchi con distintos colores, texturas y sabores. El kimchi se puede comer solo o como acompañamiento de otros platos coreanos como el arroz, el bibimbap, el ramen o el tofu.

También te puede interesar:



Propiedades del kimchi

El kimchi tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Entre ellas se destacan las siguientes:

  • Es un probiótico natural, es decir, contiene microorganismos vivos que mejoran la flora intestinal y refuerzan el sistema inmunológico.
  • Es una fuente de vitamina C, que previene el escorbuto, favorece la cicatrización de heridas y ayuda a absorber el hierro.
  • Contiene también otras vitaminas del grupo B, como la B1, la B6 y la B9 o ácido fólico, que intervienen en el metabolismo energético y en la formación de glóbulos rojos.
  • Aporta minerales como el calcio, el magnesio, el potasio, el fósforo y el yodo, que contribuyen al buen funcionamiento de los huesos, los músculos, los nervios y la tiroides.
  • Tiene un alto contenido en fibra, que mejora el tránsito intestinal y previene el estreñimiento.
  • Es bajo en calorías y en grasas, lo que lo hace ideal para dietas de adelgazamiento o control de peso.



¿Cómo se hace el kimchi?

El kimchi se puede hacer de forma casera siguiendo unos sencillos pasos.

Aquí te doy una receta básica para hacer kimchi de col china o napa:

  • Lava bien una col china grande y córtala en trozos pequeños.
  • Coloca los trozos en un bol grande y espolvorea 1/4 de taza de sal gruesa.
  • Mezcla bien con las manos y deja reposar durante unas 2 horas, removiendo de vez en cuando.
  • Escurre la col y enjuágala con agua fría para eliminar el exceso de sal.
  • Exprime bien la col con las manos y reserva el líquido resultante en una taza.
  • En una licuadora o procesador de alimentos, tritura:
    • 1/4 de taza de agua tibia
    • 1/2 taza de cebolla picada
    • 1/4 de taza de ajo picado
    • 2 cucharadas de jengibre rallado
    • 6 cucharadas de chile rojo molido
    • 2 cucharadas de salsa de pescado
    • 2 cucharaditas de azúcar
    • 1 cucharada de arroz glutinoso (opcional)

Obtendrás una pasta roja y picante que es la base del kimchi.

  • En un bol grande, mezcla la col con la pasta de kimchi y añade 2 tazas de rábano cortado en tiras y una taza de cebolleta cortada en trozos.
  • Mezcla bien con las manos hasta que todas las verduras estén bien impregnadas de la salsa.
  • Coloca la mezcla en un frasco de vidrio grande y limpio, presionando bien para que no queden burbujas de aire.
  • Deja un espacio libre de unos 5 cm en la parte superior del frasco.
  • Vierte el líquido reservado de la col hasta cubrir la mezcla.
  • Tapa el frasco y déjalo fermentar a temperatura ambiente durante unos 3 días, abriendo el frasco una vez al día para liberar los gases y presionar la mezcla hacia abajo.
  • Después de 3 días, prueba el kimchi y ajusta el sabor si es necesario.
  • Puedes añadir más sal, azúcar o salsa de pescado según tu gusto.
  • Cuando el kimchi tenga el sabor y la textura que te guste, guárdalo en el refrigerador y consúmelo dentro de los próximos meses.


Dudas frecuentes sobre el Kimchi

》 ¿Qué ingredientes se usan para hacer kemchi?

Los ingredientes principales son la col china o repollo, el rábano, el ajo, el jengibre, el chile rojo molido y la salsa de pescado o de camarones. También se puede añadir cebolla, azúcar, fruta o pepino según el gusto y la variedad de kemchi.

》 ¿Cómo se prepara el kemchi?

El proceso de preparación del kemchi implica cortar las verduras en trozos pequeños, salarlas y dejarlas reposar para que suelten agua. Luego se lavan y se mezclan con los condimentos en un recipiente grande. Se trasladan a un frasco o una olla de cerámica y se presionan para eliminar el aire. Se cubren con un paño o una tapa y se dejan fermentar a temperatura ambiente o en un lugar fresco durante varios días o semanas.

》 ¿Cómo se come el kemchi?

El kemchi se puede comer solo o como acompañamiento de otros platos coreanos como el arroz, el bibimbap, el tofu o la sopa. También se puede usar como ingrediente para hacer tortitas, fideos, arroz frito o estofado de kemchi. El sabor del kemchi varía según el tiempo de fermentación, la temperatura y los ingredientes. Puede ser dulce, ácido, picante o salado.


Recetas con kimchi

El kimchi es un alimento muy versátil que se puede usar en muchas recetas diferentes.

Aquí te doy algunas ideas:

Kimchi frito: saltea el kimchi en una sartén con un poco de aceite hasta que esté ligeramente dorado y caramelizado. Puedes añadirle carne picada, tofu o salchichas para hacerlo más completo.
Sírvelo con arroz blanco o como relleno de tortillas o empanadillas.

Sopa de kimchi: hierve el kimchi en un caldo de carne o vegetal con tofu, fideos o arroz. Añade un poco de salsa de soja, azúcar y aceite de sésamo para darle más sabor.
Espolvorea con cebolleta picada y semillas de sésamo tostadas.

Ensalada de kimchi: corta el kimchi en trozos pequeños y mézclalo con lechuga, zanahoria rallada, tomate cherry y queso feta.
Aliña con una vinagreta de aceite de oliva, vinagre balsámico, miel y mostaza. Es una ensalada fresca y picante que te sorprenderá.

Arroz frito con kimchi: saltea el kimchi en una sartén con un poco de aceite hasta que esté ligeramente dorado y caramelizado. Añade arroz cocido, salsa de soja, azúcar y aceite de sésamo y mezcla bien.
Haz un hueco en el centro y casca un huevo.

Revuelve el huevo con el arroz hasta que esté cocido. Espolvorea con cebolleta picada y semillas de sésamo tostadas. Espero que te hayan gustado estas recetas con kimchi y que te animes a probarlas.


Te dejamos un interesante video sobre el Kimchi:

El kimchi es un alimento muy beneficioso para la salud que además tiene un sabor único y delicioso. ¡No te lo pierdas!

Scroll al inicio