¿Cómo guardar la kombucha?

La kombucha es una bebida fermentada que se obtiene a partir de una colonia de bacterias y levaduras llamada SCOBY, que transforma el té azucarado en una bebida refrescante, ácida y ligeramente carbonatada.

La kombucha tiene múltiples beneficios para la salud, como mejorar la digestión, reforzar el sistema inmunitario y prevenir infecciones.


¿Cómo guardar la kombucha?

Si quieres disfrutar de esta bebida saludable en casa, necesitas saber cómo guardar la kombucha correctamente para que no se estropee ni pierda sus propiedades. En este artículo te explicamos cómo conservar la kombucha, tanto la bebida como el SCOBY, y qué hacer con el vinagre de kombucha.


¿Cómo guardar la bebida de kombucha?

La bebida de kombucha se puede guardar en la nevera durante al menos un año sin que se ponga mala ni cambie su sabor.

Para ello, debes seguir estos pasos:

  • Transporta la kombucha en frío. Si compras la kombucha en una tienda, no dejes que llegue a estar a temperatura ambiente, ya que se podría reactivar la fermentación y alterar el sabor. Lo mejor es mantenerla junto a los productos fríos o congelados hasta llegar a casa.
  • Usa recipientes de vidrio. Si haces la kombucha en casa, lo mejor es guardarla en botellas o frascos de vidrio, ya que estos evitan la corrosión del material y mantienen el sabor. No uses recipientes metálicos ni de plástico, ya que podrían dañar la kombucha o contaminarla con sustancias tóxicas.
  • Guarda la kombucha en la nevera. La temperatura ideal para conservar la kombucha en la nevera va entre los 2 °C y 8 °C. Recuerda que el calor puede reactivar la fermentación y hacer que la bebida se desborde al abrirla. Además, el frío ayuda a preservar las bacterias beneficiosas de la kombucha.
  • Consúmela fría o a temperatura ambiente. Puedes tomar la kombucha directamente de la nevera o dejarla reposar unos minutos fuera para que pierda el frío. No calientes la kombucha ni la mezcles con bebidas calientes, ya que podrías matar las bacterias beneficiosas y perder sus propiedades.

¿Cómo guardar el SCOBY de kombucha?

El SCOBY (Symbiotic Culture Of Bacteria and Yeast) es el cultivo vivo que se usa para hacer la kombucha. Tiene un aspecto gelatinoso y marrón y flota sobre el té azucarado durante la fermentación. El SCOBY se puede guardar en la nevera o a temperatura ambiente, según el tiempo que vayas a estar sin usarlo.

Para guardar el SCOBY en la nevera durante una semana o un mes, debes colocarlo en un frasco de vidrio limpio y seco, cubrirlo con té azucarado (del tipo que prefieras) y tapar el frasco con una gasa o un paño fino.

Deja un espacio libre en el frasco para que respire. Cambia el té cada semana si vas a estar un mes sin usarlo.
Para guardar el SCOBY a temperatura ambiente durante varios meses o años, debes crear un hotel de SCOBY.

Se trata de un recipiente grande de vidrio donde puedes almacenar varios SCOBY con té azucarado y algunos ingredientes adicionales para mantenerlos sanos y activos. Puedes ver cómo hacer un hotel de SCOBY aquí12.



¿Qué hacer con el vinagre de kombucha?

El vinagre de kombucha es el resultado de dejar fermentar la bebida de kombucha durante más tiempo del habitual (más de 30 días). Tiene un sabor muy ácido y una alta concentración de ácido acético, por lo que no es recomendable beberlo solo.

Sin embargo, el vinagre de kombucha tiene otros usos que puedes aprovechar:

  • Usarlo como conservante natural. Puedes usar el vinagre de kombucha para hacer encurtidos de verduras, frutas o huevos, ya que tiene propiedades antimicrobianas y ayuda a preservar los alimentos por más tiempo.
  • Usarlo como aderezo o salsa. Puedes usar el vinagre de kombucha para aliñar ensaladas, verduras o carnes, ya que le da un toque ácido y refrescante. También puedes usarlo para hacer salsas como la mayonesa, el kétchup o la mostaza, sustituyendo el vinagre común por el de kombucha.
  • Usarlo como limpiador ecológico. Puedes usar el vinagre de kombucha para limpiar superficies, cristales o electrodomésticos, ya que tiene propiedades desinfectantes y desengrasantes. Solo tienes que mezclarlo con agua y un poco de jabón natural y aplicarlo con un paño o una esponja.
  • Usarlo como tónico facial. Puedes usar el vinagre de kombucha para cuidar tu piel, ya que tiene propiedades astringentes, antibacterianas y antioxidantes. Solo tienes que diluirlo con agua y aplicarlo con un algodón sobre el rostro limpio. Te ayudará a regular el pH, eliminar impurezas y prevenir el envejecimiento.

¿Cómo hacer kombucha?

Hacer kombucha en casa es muy fácil y económico. Solo necesitas un SCOBY (que puedes conseguir en tiendas especializadas o por internet), té negro o verde, azúcar y agua.

Para hacer kombucha, sigue estos pasos:

  • Prepara el té. Hierve un litro de agua y añade cuatro cucharadas de azúcar. Remueve hasta que se disuelva y apaga el fuego. Añade cuatro bolsitas de té negro o verde y deja reposar durante 15 minutos. Retira las bolsitas y deja enfriar el té hasta que esté a temperatura ambiente.
  • Prepara el frasco. Lava bien un frasco de vidrio grande (de unos 3 litros) con agua caliente y jabón. Enjuágalo bien y sécalo con un paño limpio. No uses productos químicos ni metálicos para limpiar el frasco, ya que podrían dañar el SCOBY.
  • Añade el SCOBY y el té. Vierte el té azucarado en el frasco y añade medio litro de kombucha ya hecha (puedes usar la que viene con el SCOBY o comprarla en una tienda). Coloca el SCOBY con cuidado sobre la superficie del líquido, procurando que no se hunda ni se rompa.
  • Tapa el frasco y déjalo fermentar. Cubre el frasco con una gasa o un paño fino y sujétalo con una goma elástica. No uses tapas herméticas ni metálicas, ya que podrían dañar el SCOBY o impedir que respire. Deja el frasco en un lugar templado y oscuro durante 7 a 30 días, según el grado de acidez que prefieras.
  • Cuela y embotella la kombucha. Cuando la kombucha tenga el sabor que te guste, retira el SCOBY con cuidado y resérvalo para hacer otra tanda. Cuela la bebida con un colador de plástico o madera (no metálico) y embotéllala en botellas de vidrio limpias y secas. Puedes añadirle frutas, especias o hierbas para darle más sabor.
  • Deja carbonatar la kombucha. Si quieres que la kombucha tenga burbujas, deja las botellas cerradas a temperatura ambiente durante unos días más, vigilando que no se desborden. Si no quieres burbujas, guarda las botellas directamente en la nevera.


Dudas frecuentes sobre como conservar la Kombucha

》 ¿Cómo puedo guardar la kombucha en el refrigerador?

Lo mejor que puedes hacer es guardar la kombucha en el refrigerador. La kombucha contiene bacterias buenas y que están vivas. Estas bacterias deben estar en un entorno adecuado: el calor las puede matar, así que están mejor en la nevera. Para almacenarla, coloca la botella de kombucha en el refrigerador.

》 ¿Cuánto tiempo puedo guardar la kombucha en el refrigerador?

La kombucha se puede almacenar en el refrigerador por al menos un año.

》 ¿Puedo congelar la kombucha?

Sí, puedes congelar la kombucha para almacenarla por un período prolongado. Primero debes retirarla de su botella y colocarla en un recipiente hermético. Luego, coloca el recipiente en el congelador. Cuando estés listo para usarla nuevamente, descongélala lentamente en el refrigerador durante varias horas antes de usarla.


Te dejamos un interesante video sobre como podemos guardar o conservar la Kombucha:

Scroll al inicio