Peligros o contraindicaciones de la Kombucha

La kombucha es una bebida fermentada que se elabora a partir de té, azúcar, bacterias y levaduras. Tiene un sabor ácido y ligeramente dulce, y se puede encontrar en diferentes sabores y colores.

La kombucha es una bebida milenaria que se originó en China y se extendió por Asia y Europa. Hoy en día, es muy popular en todo el mundo por sus propiedades beneficiosas para la salud.

Sin embargo, la kombucha no es una bebida mágica ni exenta de riesgos. Su consumo excesivo o inadecuado puede tener efectos secundarios indeseados o incluso peligrosos para la salud.

En este artículo te explicamos cuáles son los peligros y contraindicaciones de la kombucha y cómo consumirla de forma segura y responsable.

¿Qué peligros tiene la kombucha?


La kombucha es una bebida viva que contiene microorganismos beneficiosos, pero también puede contener microorganismos perjudiciales o sustancias tóxicas si no se elabora o se conserva correctamente.


Estos son algunos de los posibles peligros de la kombucha:

  • Intoxicación por contaminación: La kombucha casera puede estar contaminada por bacterias o hongos patógenos si no se siguen unas normas de higiene adecuadas.

Esto puede causar infecciones, intoxicaciones o reacciones alérgicas graves. Algunos síntomas de intoxicación por kombucha son náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre, escalofríos, erupciones cutáneas o dificultad para respirar.

Para evitar este riesgo, se recomienda comprar la kombucha ya hecha en establecimientos autorizados o elaborarla en casa con precaución, usando utensilios limpios y esterilizados, un SCOBY de buena calidad y un pH adecuado. Intoxicación por plomo.

La kombucha puede contener plomo si se elabora o se almacena en recipientes de cerámica que tienen plomo en el esmalte. El ácido de la bebida puede disolver el plomo y pasar al líquido. El plomo es un metal pesado que puede causar daños en el sistema nervioso, el sistema reproductivo, los riñones y los huesos.

Para evitar este riesgo, se recomienda usar recipientes de vidrio o acero inoxidable para elaborar o guardar la kombucha. Intoxicación por alcohol: La kombucha contiene trazas de alcohol como resultado de la fermentación.

El contenido alcohólico suele ser muy bajo (entre 0,5% y 3%), pero puede aumentar si la fermentación es muy larga o si la temperatura es muy alta.
El alcohol puede tener efectos negativos en el organismo, especialmente en personas sensibles, embarazadas, lactantes o menores de edad.

Para evitar este riesgo, se recomienda controlar el tiempo y la temperatura de fermentación, refrigerar la bebida una vez lista y consumirla con moderación.

Sobredosis de ácidos orgánicos: La kombucha contiene ácidos orgánicos como el ácido acético, el ácido láctico o el ácido glucurónico. Estos ácidos tienen beneficios para la salud, pero también pueden causar problemas si se consumen en exceso. Los ácidos orgánicos pueden acidificar el organismo, irritar el estómago o los intestinos, afectar al equilibrio mineral o interactuar con algunos medicamentos.

Para evitar este riesgo, se recomienda no consumir más de dos vasos al día de kombucha y consultar con el médico si se tiene alguna condición médica o se toma alguna medicación.


También te puede interesar:



¿Qué contraindicaciones tiene la kombucha?

La kombucha es una bebida segura y saludable para la mayoría de las personas, siempre que se consuma con moderación y se sigan unas normas de higiene.

Sin embargo, hay algunos casos en los que se debe evitar o limitar el consumo de kombucha:

  • Mujeres embarazadas o lactantes: No hay suficientes estudios sobre los efectos de la kombucha en el embarazo o la lactancia, por lo que se recomienda precaución o abstención. La kombucha puede contener alcohol, cafeína y microorganismos que podrían afectar al feto o al bebé.
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado: La kombucha puede contener bacterias patógenas o contaminantes que podrían causar infecciones o intoxicaciones en personas con el sistema inmunitario debilitado por enfermedades como el VIH, el cáncer o la diabetes.
  • Personas con problemas digestivos: La kombucha puede causar malestar estomacal, gases, diarrea o reflujo en personas con problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn o la úlcera péptica.
  • Personas con alergias o intolerancias: La kombucha puede contener ingredientes a los que algunas personas son alérgicas o intolerantes, como el gluten, el huevo, la leche, el pescado o los frutos secos. También puede provocar reacciones alérgicas por su contenido en histamina.
  • Personas con problemas renales o hepáticos: La kombucha puede contener ácidos orgánicos que podrían sobrecargar los riñones o el hígado en personas con problemas renales o hepáticos. También puede interactuar con algunos medicamentos que se metabolizan en el hígado.

La kombucha es una bebida fermentada que se elabora a partir de té, azúcar, bacterias y levaduras. Tiene un sabor ácido y ligeramente dulce, y se puede encontrar en diferentes sabores y colores.

La kombucha tiene propiedades beneficiosas para la salud, como ser probiótica, antioxidante, detoxificante, energizante e hidratante.

Sin embargo, la kombucha no es una bebida mágica ni exenta de riesgos. Su consumo excesivo o inadecuado puede tener efectos secundarios indeseados o incluso peligrosos para la salud. Algunos de los posibles peligros de la kombucha son la intoxicación por contaminación, por plomo, por alcohol o por ácidos orgánicos.

Algunas de las contraindicaciones de la kombucha son el embarazo, la lactancia, el sistema inmunitario debilitado, los problemas digestivos, las alergias y los problemas renales o hepáticos. Esperamos que este artículo te haya sido útil e interesante.


Dudas frecuentes sobre los peligros o contraindicaciones de la Kombucha

》 ¿La kombucha puede causar problemas estomacales?

La kombucha puede causar problemas estomacales en algunas personas, especialmente si se consume en grandes cantidades. Los síntomas pueden incluir náuseas, vómitos y diarrea.

》 ¿La kombucha puede contener alcohol?

La kombucha puede contener pequeñas cantidades de alcohol debido al proceso de fermentación. Sin embargo, la mayoría de las marcas comerciales contienen menos del 0,5% de alcohol.

》 ¿La kombucha es segura para todas las personas?

La kombucha puede no ser segura para todas las personas, especialmente aquellas con sistemas inmunológicos debilitados o enfermedades crónicas. Siempre es mejor hablar con un médico antes de agregar la kombucha a su dieta.


Te dejamos un interesante video sobre los peligros y contraindicaciones de la Kombucha:

Scroll al inicio