Peligros y contraindicaciones de la limonada lacto fermentada

La limonada lacto fermentada es una bebida probiótica que se elabora con suero de leche, zumo de limón, agua y azúcar.

La limonada lacto fermentada tiene muchos beneficios para la salud, como mejorar la digestión, aportar energía, reforzar el sistema inmunológico, prevenir infecciones, reducir el azúcar, aportar vitamina C y mejorar la piel.

Sin embargo, también tiene algunos peligros y contraindicaciones que hay que tener en cuenta antes de consumirla, ya que puede causar efectos adversos en algunas personas o situaciones. En este artículo te explicamos cuáles son los riesgos de tomar limonada lacto fermentada y cómo evitarlos.


La limonada lacto fermentada es una bebida segura y saludable, pero hay que consumirla con moderación y precaución, ya que puede tener algunos efectos indeseados, como:


¿Qué peligros tiene la limonada lacto fermentada?

  • Irritación gástrica: el zumo de limón es muy ácido y puede irritar la mucosa gástrica de las personas que sufren de gastritis o úlceras. Por eso, se recomienda consumir la limonada lacto fermentada diluida en agua o leche vegetal para reducir su acidez. También se puede tomar después de las comidas para evitar el contacto directo con el estómago vacío.
  • Erosión dental: el ácido del limón puede erosionar el esmalte dental y provocar sensibilidad o caries. Por eso, se aconseja beber la limonada lacto fermentada con una pajita y enjuagarse la boca después de consumirla. También se puede evitar cepillarse los dientes inmediatamente después de tomarla para no dañar más el esmalte.
  • Deshidratación y desequilibrio electrolítico: la limonada lacto fermentada tiene propiedades diuréticas, lo que significa que aumenta la producción de orina y elimina líquidos y electrolitos del organismo. Esto puede provocar deshidratación y alterar el balance de sodio y potasio en el cuerpo, lo que puede causar calambres, debilidad, mareos o arritmias. Por eso, se debe beber suficiente agua al consumir limonada lacto fermentada y no excederse de las cantidades recomendadas.
  • Reacciones alérgicas o intolerancias: algunas personas pueden ser alérgicas o intolerantes a alguno de los ingredientes de la limonada lacto fermentada, como el suero de leche, el limón o el azúcar. Esto puede causar síntomas como erupciones cutáneas, picor, hinchazón, dolor abdominal, diarrea o dificultad para respirar. Por eso, se debe consultar al médico antes de consumir limonada lacto fermentada si se tiene alguna alergia o intolerancia conocida o sospechada.

También te puede interesar:



¿Qué contraindicaciones tiene la limonada lacto fermentada?

La limonada lacto fermentada es una bebida que no se recomienda para todas las personas ni en todas las circunstancias. Algunas de las contraindicaciones son:

  • Personas con intolerancia a la lactosa o alergia a la leche: aunque el suero de leche contiene muy poca lactosa y caseína, las personas que tienen intolerancia o alergia a estos componentes pueden experimentar molestias o reacciones al consumir limonada lacto fermentada. En ese caso, se puede sustituir el suero de leche por otro líquido probióticocomo el kéfir de agua o el té kombucha.
  • Personas con problemas renales: el exceso de potasio en la sangre puede ser perjudicial para las personas que tienen problemas en los riñones, ya que estos órganos son los encargados de eliminar el exceso de este mineral. La limonada lacto fermentada puede aportar más potasio del que el cuerpo necesita, por lo que se debe consultar al médico antes de consumirla si se tiene alguna enfermedad renal.
  • Personas con problemas hepáticos: el hígado es el órgano que metaboliza el azúcar y el alcohol que se producen durante la fermentación de la limonada lacto fermentada. Si el hígado está dañado o sobrecargado, puede tener dificultades para procesar estos compuestos, lo que puede empeorar su función o causar complicaciones. Por eso, se debe evitar la limonada lacto fermentada si se tiene alguna enfermedad hepática o se consume medicación que afecte al hígado.
  • Mujeres embarazadas o lactantes: no hay evidencia científica suficiente sobre la seguridad de la limonada lacto fermentada durante el embarazo o la lactancia. Por precaución, se recomienda evitarla o consultar al médico antes de consumirla si se está en esta situación. La limonada lacto fermentada es una bebida probiótica que se elabora con suero de leche, zumo de limón, agua y azúcar.

La limonada lacto fermentada tiene muchos beneficios para la salud, pero también tiene algunos peligros y contraindicaciones que hay que tener en cuenta antes de consumirla.

Es importante elegir un suero de leche de buena calidad, conservar la limonada lacto fermentada en la nevera y consumirla con moderación y precaución. Así podremos disfrutar de esta deliciosa bebida sin poner en peligro nuestra salud.

Scroll al inicio