Como hacer yogur casero

¿Te gustaría aprender a hacer tu propio yogur en casa? Es más fácil de lo que piensas y tiene muchas ventajas. El yogur casero es más natural, más económico y más saludable que el que compras en el supermercado.

Además, puedes personalizarlo con los sabores y texturas que más te gusten. En este artículo te voy a enseñar paso a paso cómo hacer yogur casero con ingredientes sencillos y sin necesidad de usar una yogurtera. ¡Verás que rico y que divertido!

Qué necesitas para hacer yogur casero


como hacer yogurt

Para hacer yogur casero solo necesitas dos ingredientes: leche y un poco de yogur natural. La leche puede ser entera, semidesnatada o desnatada, según tu preferencia.


El yogur natural debe ser sin azúcar y sin saborizantes, ya que va a servir como fermento para el resto de la leche. Puedes usar un yogur comprado o uno que hayas hecho anteriormente.

Además de los ingredientes, vas a necesitar unos recipientes para guardar el yogur. Pueden ser tarros de cristal con tapa, vasos de plástico o cualquier otro envase que tengas a mano. Lo importante es que estén limpios y secos. También vas a necesitar una olla para calentar la leche, un termómetro de cocina (opcional), una cuchara, un colador y un paño o una manta.


Cómo hacer yogur casero paso a paso

Paso 1: Calienta la leche

  • El primer paso para hacer yogur casero es calentar la leche en una olla a fuego medio-alto. Debes removerla de vez en cuando para evitar que se pegue o se queme. Cuando empiece a hervir, apaga el fuego y deja que se enfríe un poco. La temperatura ideal para hacer el yogur es de unos 45°C, pero no te preocupes si no tienes un termómetro. Puedes comprobar la temperatura con el dedo: si puedes aguantar la leche sin quemarte, está lista.

Paso 2: Añade el yogur natural

  • El segundo paso es añadir el yogur natural a la leche. Para ello, pon una cucharada de yogur en un bol y mézclala con un poco de leche templada. Luego, vierte esta mezcla en la olla con el resto de la leche y remueve bien para que se integre todo.

Paso 3: Reparte la mezcla en los recipientes

  • El tercer paso es repartir la mezcla de leche y yogur en los recipientes que hayas elegido. Puedes llenarlos hasta el borde o dejar un poco de espacio, según tu gusto. Tapa los recipientes con sus tapas o con papel de aluminio y colócalos en una bandeja o una fuente.

Paso 4: Mantén la temperatura constante

  • El cuarto paso es mantener la temperatura constante durante el tiempo de fermentación. Para ello, cubre los recipientes con un paño o una manta y déjalos en un lugar cálido y oscuro, como el horno apagado, el armario o una caja de cartón. El tiempo de fermentación puede variar según la temperatura ambiente y el tipo de leche y yogur que uses, pero suele ser de unas 8 a 12 horas. Cuanto más tiempo los dejes, más ácido y espeso será el yogur.

Paso 5: Refrigera el yogur

  • El quinto y último paso es refrigerar el yogur una vez que haya terminado de fermentar. Para ello, destapa los recipientes y mételos en la nevera durante al menos 4 horas antes de consumirlos. Así se enfriarán y se asentarán mejor.


Cómo personalizar tu yogur casero

Una de las ventajas de hacer tu propio yogur en casa es que puedes personalizarlo como quieras.

Aquí te doy algunas ideas para que lo disfrutes al máximo:

  • Puedes añadir azúcar, miel, mermelada, fruta fresca o seca, granola, cereales, frutos secos o lo que más te guste al servir el yogur.
  • Puedes aromatizar la leche con vainilla, canela, limón, naranja u otros sabores antes de añadir el yogur natural.
  • Puedes usar leches vegetales como la de soja, almendra, coco u otras para hacer un yogur vegano o sin lactosa.
  • Puedes colar el yogur con un paño fino para obtener un queso fresco tipo quark o mascarpone.
  • Puedes usar el suero que queda al colar el yogur para hacer pan, bizcochos u otras recetas.

Beneficios del yogur casero

El yogur casero tiene muchos beneficios para tu salud y tu bolsillo:

  • Es más natural y saludable que el comercial, ya que no contiene conservantes ni aditivos artificiales.
  • Es más económico y ecológico, ya que aprovechas mejor la leche y reduces los envases de plástico.
  • Es rico en proteínas, calcio y otros minerales esenciales para tus huesos y músculos.
  • Es fuente de probióticos, que son bacterias beneficiosas para tu flora intestinal y tu sistema inmunológico.
  • Es fácil de digerir y ayuda a prevenir infecciones y alergias.
  • Es delicioso y versátil, ya que puedes combinarlo con muchos ingredientes y sabores diferentes.

Como has visto, hacer yogur casero es muy fácil y divertido. Solo necesitas leche, yogur natural y unos recipientes para guardarlos. Con estos pasos simples podrás disfrutar de un yogur natural, económico y saludable siempre que quieras. ¡Anímate a probarlo y comparte tu experiencia con nosotros!

También te puede interesar:



Dudas frecuentes sobre como se hace el Yogurt casero

》 ¿Qué ingredientes se necesitan para hacer yogur casero?

Para hacer yogur casero solo se necesitan dos ingredientes: leche y un fermento láctico. La leche puede ser de vaca, oveja o cabra.

》 ¿Cómo se hace el yogur natural?

Para hacer yogur natural debes calentar la leche removiendo de forma constante hasta que alcance los 82° C. Una vez que alcances ese punto retiras inmediatamente del fuego y dejas enfriar hasta los 46° C.
Disuelve la cucharada de yogur en la leche y mezcla bien. Finalmente, debes dejar reposar la mezcla durante 8-12 horas a temperatura ambiente.

》 ¿Cómo se puede hacer para que el yogur casero no quede ácido?

Para obtener un yogur casero menos ácido, es importante utilizar leche fresca y fermentos lácticos de buena calidad. También es importante controlar la temperatura durante todo el proceso de fermentación.


Scroll al inicio